HOY HE TENIDO UN SUEÑO

Bueno han sido dos.

Recordados y en la misma noche.

Porque tener, los tenemos siempre, solo que no se muestran a nuestra memoria.

Creo que cuando se manifiestan tan claramente es porque el mensaje que guardan en su interior es importante y debes conocerlo.

El primero de los sueños… Soy yo limpiando con desmedido esmero y pulcritud el suelo de la ducha.

Esta lleno de un moho negruzco y asqueroso, pero yo lo dejo impecable… ¡A la reina del mambo le van a venir con maracas de plástico!… JAJAJA.

Mi afán y gusto por la limpieza es de todos conocido.

Segismundo, también conocido como Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, diría, en su interpretación de los sueños, que la raíz del problema se encuentra en tu madre, en el sexo o en ambas cosas a la vez.

Yo lo tengo más claro… Ando metida hasta las trancas, en un proceso de limpieza y depuración, física y emocional de la que me tengo encargar por mi misma, con la inestimable ayuda de un buen limpiador de baños, Mister Proper o similar.

La quimio limpiará mi cuerpo, así la visualizo, un líquido blanco azulado, resplandeciente, fresco y sanador, que lo deja todo, allí por donde pasa, como los chorros del oro.

Este blog, por su parte se está encargando solito de llevarse por delante todo el dolor y la pena de un duelo ya caducado.

El segundo sueño recordado… Yo andando por plaza Aragón y paseo Independencia, en dirección contraria a todo mundo.

Multitud de gente saliendo de los cines, marchándose a su casa y yo sola yendo a la última sesión, donde dan una opera en directo.

Sensación de ir en dirección opuesta a la gente, de ser observada, señalada, cuchicheada.

Sensación de soledad casi absoluta, de ser rara y diferente, de no ser entendida, ni escuchada.

Todos esos sentimientos están relacionados y provienen de la enfermedad, del cáncer, del tratamiento.

Quien lo este pasando, sabe de lo que hablo.

Echo de menos mi sueño favorito de sentir que vuelo, libre por el aire, observando el maravilloso paisaje desde las alturas.

Otro sueño repetitivo que hace días que no me visita es en el que estoy bajando escaleras super deprisa, con especial soltura y destreza, casi volando, sin rozar apenas los escalones, con una maestría absoluta.


Cuando vivía mi abuela Charo, este sueño se completaba llevándola a ella en mis brazos…

¡Así son los mundos oníricos!

LA PRÁCTICA

Jathara Parivrtasana

La rotación sobre la espalda.

Tras la preparación expuesta en los cuatro días anteriores, continuamos con un giro del eje vertebral que nos proporcionará, como todas las rotaciones, ligereza, flexibilidad y libertad articular y de movimiento.

Favorece el masaje abdominal, de hígado a la derecha y bazo a la izquierda.

Facilita la evacuación y la limpieza de residuos y desechos del organismo, activando el movimiento peristaltico intestinal.

Equilibra hemisferios cerebrales y energías mental y física.

Armoniza y da su lugar a nuestro lado femenino y masculino con todas sus cualidades complementarias e igual de necesarias.

Despierta y actualiza el libre albedrío en nuestros corazones.

La Elección responsable de nuestros destinos en las parcelas que nos competen.

Tumbad@ sobre la espalda, piernas unidas, plantas de los pies en el suelo.

Brazos en cruz, palmas hacia el suelo.
Respiración lenta, profunda y consciente, en suave ujjayi (sonido gutural).

Recoge las rodillas hacia el pecho, rota la cabeza a la derecha y baja las piernas a la izquierda.

Puedes intensificar llevando los pies por el suelo hacia la mano izquierda, estirando así las piernas en la medida de tus posibilidades.

Toma con la mano izquierda la pierna derecha donde te sea cómodo y mantén de 5 a 10 respiraciones completas.

Vuelve elevando las piernas recogidas a la posición de partida.
Cambia la cabeza de lado, rotándola a la izquierda y baja la piernas a la derecha, para mantener hacia ese lado el mismo número de respiraciones.

Regresa al centro y mantén la posición del feto sobre la espalda de 5 a 10 respiraciones.

Relaja en savasana, o postura de relajación, todo el cuerpo suelto, abierto y sin tensión.

La libertad, el equilibrio y la evacuación, tres claves para una buena salud física y mental.

NAMASTE

Día 80
Día 82
¿Te ha gustado mi día? Compártelo