MIEDITIS Y MIEDOSIS

Hoy me he levantado con MIEDITIS… Es decir, una leve inflamación del miedo… jajaja.

Con mi gusto por jugar con las palabras, quiero explicarte la diferencia entre estos dos tipos de temor, mieditis y miedosis.

“Itis” es inflamación, “Osis” enfermedad, proceso patológico y degenerativo… como veis la distinción es obvia.

A mí hoy el miedo se me ha inflamado un poco, pero no estoy enferma de miedo.

Y es que hay dos cositas que me tienen loca.

1. Ando buscando pelos de mí cabeza por todos los rincones de la casa… jajaja.
Me dijeron que se caía a la semana o 10 días y aquí sigue conmigo.

Alucino, pero me encanta.

Me lo toco todo el tiempo, ando por la calle pensando si la gente se dará cuenta de que llevo pelo en la cabeza y es que yo me lo voy mirando de soslayo en todos los escaparates.

No sabía que era tan presumida.
Me sorprendo.

No es que me guste especialmente, pero se ve que le tengo apego.

2. El otro mied-itis es porque se acerca el día del segundo gotero.

El primero ha sido tan leve y tan benigno.

Estoy tan agradecida a mi cuerpo, a la vida, a mi guapo doctor, a la magnífica brigada, a esta nueva escuela en la que tanto estoy aprendiendo y experimentando, que pagaría lo que fuera por seguir así.

Se que la mied-itis aparece cuando me escapo del presente, que es maravilloso y perfecto, y me voy, fugitiva, al futuro de la próxima infusión de quimio.

Pero no puedo evitar pensar un poquitín en ello, es parte de mí humanidad.
El miedo es consustancial a ella.
No saberlo ver, es como estar ciego y no conviene.

Mí miedo amigo, hoy en “modo itis”, me hace moverme a la práctica de yoga.

LA PRÁCTICA

Algunas pinceladas sobre en miedo.

Dicen que se pone en los riñones y por eso nos molesta esa zona de vez en cuándo.

Esta relacionado con el primer centro, Muladhara Chakra, situado en la base de la columna vertebral y espacio de la seguridad, de la pertenencia, del territorio.
Fíjate como cuando sientes temor, contraes la zona de glúteos y esfínteres.
El miedo palidece, frente a la irá que enrojece.
Las emociones y la piel andan siempre de la mano.

Vamos a buscar en nuestra práctica de hoy las sensaciones de…
Encontrar mí centro de gravedad, mí equilibro, la fuerza en la mirada, saber quién soy, la seguridad, la querencia y valoración hacia mi misma… “Me gusto, me aceptó, me valoro”.

Comenzamos…

1.De pie, manos cruzadas en el centro del pecho, respiración lenta, profunda, consciente.
Desplazar el peso de todo el cuerpo a un pie, levantando el talón opuesto. Volver al medio y repetir mentalmente “Estoy en mí centro”.
Combinar ambos pies, varias veces, después permanecer en ti.

2.Equilibrio.
Pies juntos, desplaza cadera a la derecha.
Recoge el pie izquierdo hacia la nalga y tómalo con la mano del mismo lado, eleva el otro brazo por delante paralelo al suelo.
Mira fijamente un punto. “Fuerza en la mirada”.
Repite con la otra pierna.

Entre posturas, respiraciones profundas con los brazos.

3. Suave rueda de pie.
Pies separados anchura de caderas, puños a zona de riñones, mirada al cielo, mentón bajo, cinturón abdominolumbar.

Adelanto suavemente caderas manteniendo abdomen metido y glúteos apretados.
Tórax abierto, omoplatos unidos.

De 5 a 10 respiraciones.

Soltar muy lentamente a pinza relajada hacia delante.
Respirar en ella el mismo número de veces.

4. Liebre.

5. El diamante.
De rodillas sentado en talones, columna recta, manos en muslos.
Espiro, metiendo abdomen, retroversión de pelvis, mirada a mí centro, bombeo la espalda.
Inspiró, anteversión pélvica , mirada al cielo, manteniendo abdomen, arqueando espalda.
Por 10 v.

6. Liebre.

7. En postura de meditación.
Manos al centro del pecho.
Conecta con los latidos de tu corazón, escucha su voz, emana ternura hacia ti, siente la aceptación de lo que hay, despierta el sentido del humor y la alegría… sonríe a la vida.
Silencio.
¿Quien soy yo?
SO-HAM.
Saber quién soy, me da seguridad y dignidad.
“Yo soy mi propia reina/ rey”.

Repetiré esta práctica hasta el próximo gotero, con el siguiente pensamiento semilla:
“Que el amor que yo soy sea más fuerte que el miedo”.

NAMASTE

Día 53
Día 55
¿Te ha gustado mi día? Compártelo