AYER SALÍ EN LA TELE

Me llamaron hace unos días de Aragón Televisión… que les había gustado mi blog y que querían entrevistarme… dije que sí.

Mi hijo dice que quiero hacerme famosa, pero es broma, no es verdad… o si?… jjj.

Una risita juguetona, de mano en la boca y hombros encogidos, de niña traviesa y ojos achinados, se me escapa, mientras a un gusanito corretea por mi estómago.

No he dicho nada a nadie, ni a mis amigas, porque me daba mucha verguenza.

Una de ellas, Pilar Miranda, muy pícara y lista, me dice: «esto no lo entiendo muy bien… tienes verguenza para decirnoslo y no tienes verguenza para salir en la tele».

Me parto… jijiji, esa soy yo, el espíritu de la contradicción.

En serio ¡que se pasa verguenza!… el «qué dirán», gustaré, sabré contestar, mis complejos, mi soberbia, todas mis inseguridades, mis miedos… me vienen a visitar y yo los mando al CARAJO!

Decido hacerlo por SI PUEDO SER LA VOZ… de los enfermos de cáncer que duermen cada noche en un hospital, de los padres que no saben cómo paliar el sufrimiento indecible de sus hijos, de los que esperan y desesperan en una lista interminable de trasplantes con esperanza ciega, de los que no tienen nombre para su enfermedad incurable y la llaman «rara» con serena desesperación, de los que en muchos países hermanos no sólo pierden el pelo por la quimio sino todo lo que poseen para pagar las facturas abusivas del anhelado tratamiento, que yo maldigo ignorante y ellos bendicen, de los que ni quimio tienen y aceptan resignados (o quizá no) el temido final, de los desheredados y desahuciado de la tierra, solos y olvidados por todos, de los que no se rinden ¡por qué no!, de los que no tiran la toalla, ni abandonan, ni desisten y siguen adelante con la cabeza alta, la sonrisa amplia y el corazón abierto, como una acogedora  posada, dispuesto a recibir al mejor de sus huéspedes…

Por si puedo ser LA VOZ DE TODOS Y MI PROPIA VOZ.

LA PRÁCTICA

Es larga, así que trataré de resumirla para no aburrir al personal.

YOGA NIDRA, el sueño consciente.

Postura de relajación.

La tuya, la más cómoda.

  1. Visita con amor (que ya lleva implícita la consciencia plena) todo tu templo… tu cuerpo, de plantas de los pies a cima de la cabeza.
    Toma todo el tiempo que necesites en cada una de las fases, pero recuerda… no te duermas, no te muevas.
  1. Observa tu respiración natural, espontánea… el aire entra, el aire sale, entra, sale…
  2. Repite tres veces en tu interior el pensamiento semilla… ejemplo, el mío: «estoy sana, soy feliz».
  1. Cuenta del 21 al 1 en sentido descendente a cada exhalación. Si te pierdes vuelves a empezar… se siente! jjjjj. Puedes visualizarte bajando una escalera de 21 peldaños.
  1. Estas en una sala de cine sentado en una cómoda butaca, la peli a punto de empezar… En la pantalla tú, caminando por un hermosa paisaje. Descríbelo con esmerado detalle.La hierba fresca bajo tus pies, los olores, los colores, la brisa en tu piel… un caudaloso río, un puente lo cruza, sobre el puente un saco y una cuerda. Meto en el saco mi miedo, mi soberbia, mis complejos, mi dolor, mi perdida, mi enfermedad, mi «C», mis personajes, mi historia, no me meto yo, porque ya no quepo… jajaja. Tiro al río, bien cerrado con la cuerda, mi saco y lo miro alejarse, llevado por la corriente hasta desaparecer.
    «Ligera de equipaje», como decía Machado, paso al otro lado del puente, me tumbó en la hierba y me pierdo en lo azul de un cielo claro y limpio que se extiende infinito sobre mí.
    Dibujo en él, con letras de oro, mi pensamiento semilla.
    Descanso en los vastos espacios de mis silencios.
  1. Regresamos contando del 1 al 21 en sentido ascendente con cada inspiración.

  2. Desperezate agustito, moviéndote despacio, sin prisas… como si hubieras dormido 8 reparadoras horas de sueño… pero consciente… ese es el truco.

NAMASTE.

Día 33
Dia 35
¿Te ha gustado mi día? Compártelo