CUIDAR

Hoy me ha venido a la cabeza esta maravillosa palabra.

Voy a diseccionarla un poco.

“CUI-DAR”

O lo que viene siendo… atender con cariño, conceder tiempo, DAR de ti a otro… o a ti.

DAR es una palabra mágica que encierra una gran sabiduría ancestral, especialmente femenina.

Mujeres y hombres no somos iguales por mucho que algunos se empeñen.

O eso pienso yo.

De nuevo la “dualidad”, las dos caras de una misma moneda, dos complementos perfectos de una realidad imperfecta.

Al grano!

Las mujeres traemos algo de serie, un gel (jjjj gen, que es broma), especialmente dotado para dar y cui-dar a la manada, (conservación de la especie), a la prole, al prójimo que está más próximo (sólo le cambio una letra) de lo que parece.

Nos sale sólo, espontáneo, aunque a veces nos cueste más o menos.

Cuidamos con esmero de nuestros hijos, compañeros, padres y demás familia, amigos, mascotas y rebaño, de un modo completamente natural.

Esta faceta tan nuestra y tan “boníca”, que por supuesto compartimos con algún que otro hombre… jjjjj, tiene ciertos peligros.

Por ejemplo: desgaste, agotamiento, cansancio existencial, la pérdida de rumbo, y sobre todo el olvido de “ti”, que puede llevarte a la tristeza, el desconsuelo, la desesperación, la depresión y al final a enfermar irremediablemente.

¡Cuidado con CUIDAR!

También esto hay que aprender a hacerlo y hacerlo bien.

Vivimos en una sociedad que envejece a pasos agigantados y a todos nos ha tocado o nos tocará cuidar a nuestros ancianos, padres, amigos o compañeros.

No nos han preparado, así que tendremos que volver a la “Escuela de la Vida”.

Yo en esta Universidad tan especial aprendí a cuidar a mi hija Ana, hasta que nos dejó. Creo que saque buena nota.

Pero suspendí estrepitosamente la asignatura de “Cuídate Tú”.

Así que, aquí me tienes repitiendo curso.

¡Ahora los profesores me han puesto a estudiar, pero bien!

Me examino en 8 o 9 meses y estoy determina a sacar Matrícula de Honor.

El hospital donde me atienden tiene una amplia gama de servicios asistenciales relacionados con el proceso del cáncer.

Mi guapo oncoamigo  (oncólogo-amigo) me ha derivado a una doctora de oncoestética, un nutricionista y una psicóloga.

No me digáis que no es genial!

Algunas cosas se hacen bien en la sanidad… jjj.

Salí de la consulta de  oncoestetica encantada, feliz y echando humo por la cabeza… que ya voy quemando pelo pa que se caiga mejor… jjjjj.

La doctora super maja, creo que así se llama… jjj, me lavó literalmente el cerebro, gracias a Dios, y salí convencida de la importancia de mi cuidado personal, que casualmente he tenido olvidado en estos últimos años.

(Creo recordar que durante el duelo sólo quería morir).

Pues ahora ha llegado el momento de CUI-DAR-ME… a mí.

Ya os iré contando como van los parciales, a ver si apruebo a final de curso… jjj.

LA PRÁCTICA

1.Uno de mis mejores maestros, catedrático de mi universidad de la vida, titiripeuta afamado, entrañable sabio, creativo y divertido como nadie… y no sigo, Fidel Delgado, me enseñó un original automasaje de manos que hoy, dotada de un buen aceite aromático, me voy a regalar a mi misma.

2.Como también hice en su día el curso de reflexología podal, continuaré con un maravilloso automasaje en mis pies.

3.En mi último seminario con la extraordinaria Pilar Luna aprendí el automasaje en la cara y el despertar de todo el cuerpo con pequeños toques de pies a cabeza. Así que me pongo a ello con esmerado cuidado y cariño.

No pasa nada si no sabes como hacer todo lo anterior, porque lo que no sabes, es que si sabes… jjj.

Hazlo tuyo, como te salga, improvisa, crea, diviértete, sé intuitivo, concédete este tiempo con AMOR.

  1. Roto tumbada sobre la espalda aplicando mi mano con dulzura y llena consciencia-energía en la zona sacro lumbar.

Lo hago a derecha/izda.

Compenso respirando en feto sobre la espalda, estirando bien mi columna en el suelo.

  1. Me pongo de pie, piernas separadas, flexiono el tronco hacia delante y roto, una mano en el tobillo opuesto, la otra apoyada con dulzura en la zona sacro lumbar.(dcha/izda).

Compenso pasando directamente a liebre   ( hoja plegada). De rodillas sentada en talones, frente en el suelo, estiró mi espalda relajada.

  1. Medito en el placer de mirarme con AMOR.

Sólo eso!!!

Feliz PRÁCTICA.

NAMASTE.

 

Día 30
Día 32
¿Te ha gustado mi día? Compártelo