Hoy estoy un poco más nerviosa.

Pendiente de resultados, de pruebas y todo eso…

La incertidumbre que abrasa.

Pienso en mi familia.

Mi marido que calla y me acompaña en el silencio… Su mar va por dentro. Intentamos sintonizar nuestros miedos y nuestras esperanzas. No es fácil.

Mi hijo es todo amor. Me besa, me abraza, me acaricia, me mira con tal dulzura y ternura que me derrite el alma.

Mi nuera… como una hija.  Eficiente y listísima se pone a mi servicio con el corazón abierto. Es empática y compasiva… grandes virtudes para una mujer tan joven.

Mi hermana pequeña se ha convertido de la noche a la mañana en  mi madre…jjj. Cambio de papeles. Nuestra madre murió cuando éramos niñas y fíjate tú… ahora ella se transforma en la madre y yo en la hija jjj. Creo que a las dos nos encanta nuestro nuevo personaje.

El resto de la familia, no me gustaría dejarme a nadie, Toño, Marta, Nacho, Renato, cuñados, cuñadas… Todos se vuelcan y se llenan de presencia y de amor absolutamente auténtico, real. Se respira “verdad” en todo lo que me rodea… satya.

Práctica para hoy

  • Un plano inclinado buscando la fuerza interior y mientras tenga brazos fuertes y firmes que me sostengan…
  • Me siento y roto la columna, buscando mi equilibrio ( ida- pingala).
  • En la tortuga me retiro a mi interior, buscando la paz y el silencio.
Día 2
Día 4
¿Te ha gustado mi día? Compártelo