Y ME PREGUNTO…

Hoy leo un precioso mensaje que me llega a mi correo particular.

Me llegan muchos así, de personas discretas y algo tímidas que gustan de la intimidad de dos.

Y me pregunto por que la gente que no me conoce, que no tiene ninguna enfermedad, que no sufre la perdida del duelo, me lee día tras día y vibra conmigo en la misma longitud de onda y sintonía.

Es como bailar con un desconocido, con la misma música, en el mismo cielo…

Me emociona tanto, tanto, tanto…

Encontrar palabras para describir esta relación incomprensible a la razón, no es nada fácil.

Sólo se que mi alma se reconoce en el alma de ella.

No desvelaré tu nombre ‘J’, pero déjame compartir nuestra experiencia, mi corazón lo necesita.

Guardar para mi sola tan preciosa emoción se me antoja egoísta y perverso.

Déjame compartir lo que me has hecho sentir, como hermoso ejemplo de lo que, como tú, tantos otros me venís regalando día tras día, durante todos estos meses de vida de mi blog.

‘J’ me cuenta que no me conoce pero me sigue y me lee cada día desde el principio.

Ella pensaba que estaba bien.

Nada podía hacerle sospechar que dentro de su joven y seguro que precioso cuerpo, la loca célula de los ‘coj…es’ se estaba desbocando y, haciendo de las suyas, comenzaba a librar su propia guerra.

Se lo han detectado a tiempo, de casualidad, muy incipiente, vamos, como a mi.

Se siente sola… Lo se muy bien.

Tiene un marido maravilloso y dos preciosos hijos a los que cuidará, verá crecer y dar nueva vida con muchos nietos felices que pagaran nuestras pensiones… Jijiji.

Así me gusta verlo a mi y seguro que a ella también.

Pero la soledad aplastante y lapidaria de la gran ‘C’ , esa, no te la quita, ni te la cubre nadie.

Pesada losa de terror inconfesable, viaja contigo hasta que un día te detiene, de tanto como pesa, y te obliga a mirarla, frente a frente, sin tapujos, sin mascaras, sin disfraces.

Hablas con tu soledad y tus miedos y los escuchas y muy bajito, susurrando te van quitando vendas de los ojos, te van desvelando (nunca mejor dicho) sus íntimos secretos, van dejando paso a una luz nueva y cegadora que lo ilumina todo de una claridad distinta, real y bienhechora que viene para quedarse contigo para siempre.

Estas sola y tienes miedo ‘Si’, pero habla con ambos, soledad y temor y descubre sus secretos, eso te hará mas fuerte, libre y feliz, por encima del cancer, del dolor y la rabia.

Eres el Alma más hermosa, amada, querida y eterna que jamas hayas soñado ser.

Esa eres tu ‘J’ y nadie podrá quitártelo, jamas.

Ilumina tu senda, se ejemplo de luz, infunde paz, sonríe, deja que tu amor transpire por cada poro de tu joven y saludable piel.

ESTO TAMBIEN PASARA… lo se, lo afirmo, lo grito al mundo para el que quiera oírlo.

Te pido perdón ‘J’ por desvelar nuestro pequeño secreto.

Si mis líneas un día te ayudaron a ti, quizá hoy ayuden a alguien más.

Y sobre todo gracias por tu inspirador y sincero mensaje.

GRACIAS ‘J’.

LA PRÁCTICA

Yo también tengo miedo…

No lo voy a negar.

Miedo al cáncer, ‘preso’ reincidente que aprovecha su libertad provisional para volver a matar, a robar vida, tiempo, ilusiones y felicidad…

Pero aprenderé a vivir con eso.

Mas difícil es a veces convivir con mi pobre jorge… JAJAJA.

Que bruja soy…

Me siento en meditación para mirar a mi miedo fijamente y charlar un ratito con él… a ver que pasa.

NAMASTE

Día 142
Día 144
¿Te ha gustado mi día? Compártelo