MIS CHARLAS CON DIOS
TERCERA PARTE

¿Qué pronto has venido hoy Dios?

AH, SI?

Si, son las 3 de la madrugada.

VAYA, NO USO RELOJ, SI LO PREFIERES REGRESO LUEGO.

No, no, ya que estas aquí quédate, por dios, es decir por ti… jijiji.

Creo que hoy vienes tu más hablador que yo.

Dime, te escucho.

HE VENIDO HA DECIRTE QUE LES HABLES DE MI.

HAZLO POR LOS QUE NO SABEN, POR LOS QUE NO PUEDEN Y POR LOS QUE QUIEREN.

¡¡¡Ay!!! que bueno Dios, esto mismo me lo enseñó la abuela Charo.

Ella siempre se santiguaba tres veces cuando veía pasar una ambulancia.

Yo le preguntaba ¿Abueli por que lo haces?

Mira pimpollo, a ella le gustaba llamarme así, me santiguo por los que no saben, por los que pueden y por los que no quieren…

Yo lo sigo haciendo siempre, en su memoria y por lo bonito que es acordarme de todos ellos, un momentito, en medio de mi rutina, al sonido de la sirena de Dios.

Es verdad Dios, que hay mucha gente que me dice que no te ve, que no te siente, que no sabe dónde estás, que se enfadó contigo y no quiere saber nada más de ti, que le fallaste, que no le interesas, que eres cosa de niños, de tontos, de ignorantes, de crédulos, de necios, ciegos, drogados con el opio de masas, para mantenerlas dormidas y aletargadas.

Me dicen que no te entienden, que no existes, que hablar de ti o contigo no es más que una pérdida de tiempo.

Sólo oír tu nombre les repele, les causa rechazo, les aburre.

No se si servirá de mucho que les hable de ti, la verdad, pero si tu me lo pides, yo lo hago, total a las 3 de la madrugada no tengo muchas cosas mejores que hacer… jijiji.

JIJIJI.

PUES AL LÍO, COMO DICES TÚ.

dime que quieres que les diga.

HABLALES DE DONDE ESTOY.

Ya les he comentado estos días atrás, que estas en todas partes, mire donde mire, toque lo toque, vaya donde vaya.

Es como si me hubieras prestado tus ojos y ahora pudiera ver a través de ellos.

No existe absolutamente nada donde tu no estés.

HABLALES DE EN QUÉ TIEMPO ME ENCUENTRAS .

Yo siempre te encuentro aqui y ahora, en el presente eterno y perfecto que es mi vida.

Se que a cada paso del camino recorrido, en el pasado, me sostuviste y acompañaste, aunque no siempre te vi.

Pero es aquí cuando te veo y te siento más cerca y real que nunca.

No puedo adivinar lo que sucederá después.

Ni puedo, ni me interesa demasiado, la verdad.

Sólo deseo no volver a cerrar los ojos a tu presencia nunca más, lo que no deja de ser un simple deseo, no la realidad del maravilloso e intenso ahora.

DILES DE QUE ESTOY HECHO.

Esa es fácil.

De purísimo AMOR.

Tu materia es todo y sólo amor.

Aderezado de ternura, bondad, comprensión, infinita belleza, radiante luz, eterna presencia…

Paz, rendición, abandono , descanso, Bienaventuranza, felicidad…

BUENO, BUENO, QUEDA CLARO… JIJIJI

DILES PARA QUE ESTOY AQUÍ.

Para que nos apoyemos en ti.

Para sostenernos, consolarnos, mostrarnos el camino de luz, para que no perdamos el rumbo.

Has venido para quedarte, abrazarnos, escucharnos, aunque te insultemos y te maldigamos.

A ti por un oído te entra y por otro te sale.

BUENO eres tú.

Pues eso que eres muy BUENO… jijiji.

JIJIJI.

DILES POR QUÉ…

Porque tenemos que volver a casa.

Necesitamos encontrar el camino de regreso al hogar.

Estamos en tránsito.

De paso.

De vuelta.

Y demostrado queda que es muy fácil perderse en esta vida loca, loca, loca.

Cuando encuentro tu mano tendida y me cojo a ella, el sendero se despeja de matorrales y hierbas.

El paso es más ligero y liviano.

El cansancio desaparece y la ruta se ilumina.

Y apetece cantar y reír y vivir…

Dios.

DIME.

Creo que me está entrando el sueño, que ya son las 4.30.

BUENO PUES A DORMIR QUERIDA.

HOY TENDRÁS EL MÁS DULCE DE LOS SUEÑOS.

¡¡¡Jo que bien!!!

LA PRÁCTICA

Dormir el sueño de Dios…

Buenas noches.

NAMASTE

Día 119
Dia 121
¿Te ha gustado mi día? Compártelo